Razones para salir a comer fuera

Razones para salir a comer fuera

Somos conscientes de que no hacen falta muchas excusas para salir a comer fuera de casa. Es el comienzo o el desenlace perfecto de cualquier plan, pero puede que hoy te levantaste con el pie torcido y se te haya olvidado por qué es tan maravilloso disfrutar de comer fuera de casa:

  1. Cierre de semana perfecto: porque ha sido una semana dura; te has peleado con tu (inserta aquí persona a la que te une un lazo sentimental) o simplemente porque hay que celebrar la vida.
  2. Te mereces un capricho: llevas 1 semana sin saltarte la dieta, ayer se te quemó la cena, se han roto tus vaqueros favoritos, ha perdido tu equipo…  En definitiva, mereces darte una alegría.
  3. Paga los favores: al amigo que decide no beber para llevar el coche, al que te recoge en la estación, al que te ayuda con la mudanza… Ya lo dice el dicho: es de bien nacido ser agradecido.
  4. Momento reencuentro: da igual si llevas sin ver una semana o un mes, porque si la compañía lo merece, hay que celebrarlo. ¿Cómo? Brindando entre bocado y bocado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *